Inmobiliaria Telur

El Edificio Nobel no era una promoción inmobiliaria al uso. Se trataba de comercializar el edificio entre inversores, siendo la propia inmobiliaria la que gestionaría la explotación del edificio para aportar réditos a los inversores. Con esta premisa de dirigirnos a inversores tanto nacionales como internacionales había que desarrollar el naming, la identidad corporativa y la pieza para su comercialización. Se hizo un libro, con una encuadernación lujosa. Varias tintas metálicas, que a la vez, formaban parte de la imagen corporativa de Edificio Nobel, un formato apaisado que recordaba las presentaciones de proyectos de arquitectura y una exquisita presentación tanto de la ciudad como del edificio para ser atractivos al gran inversor.

diseño_marcas_publicidad_presentaciones